Análisis – Windfolk

Los Ps Talents cada vez van sorprendiendo más. Lo que empezó, y sigue siendo, como una lanzadera para los estudiantes y que les sirva de inicio, hoy en día se está convirtiendo en muchos de los proyectos que ven la luz como algo más que una simple carta de presentación. Un poquito más que “un proyecto menos” como normalmente se ha estado asociando (sin desmerecer el trabajo y esfuerzo de todos y cada uno de los integrantes). Y Windfolk, el análisis que hoy nos traemos entre manos, es un ejemplo de que el proyecto, desarrollado por Fractall Fall, es un título con cierta ambición. Y no ha sido perjudicial para nadie.

En primer lugar, decir que estamos ante un shooter aéreo, doblado al castellano y con unas ideas muy buenas, renovadas y que hacen que sea sin duda uno de los juegos a destacar de los últimos tiempos por esta plataforma de desarrollo como son los Ps Talents.

Un Windfolk es un ser del viento, y Esen será la protagonista que manejaremos en esta aventura y que forma parte de la resistencia, ya que este grupo será quien debe afrontar agallas para detener a la coalición, la cual tiene como objetivo agotar los recursos naturales que sostienen las islas donde se desarrolla el título.

Para ello, con nuestro Jetpack, un fusible y los consejos de Batrax tendremos que poner fin a los planes maléficos de la coalición. Un compañero de equipo por cierto bastante simpático y que se adapta a la perfección al momento de cada uno de los tejemanejes que iremos viviendo.

Centrándonos en el control, tengo que decir que personalmente me ha sorprendido gratamente, ya que tenemos que diferenciar entre dos grandes momentos diferentes, el movimiento en el aire y el movimiento en tierra. En ambos casos estamos ante una implementación del control muy buena, ya que no notaremos diferencia de control ni tampoco de movimientos mientras iremos alternando una modalidad u otra, e incluso de hecho, gracias a este control, podremos incluso alterarla a nuestro gusto y antojo ofreciendo así muchas variantes posibles, todo dependiendo de la habilidad del jugador en cuestión. Además, en ambos momentos tendremos un control del movimiento del disparado y apuntado de lo más óptimo posible.

Pero hablando del sistema de apuntado, y por ende del combate, tenemos que decir que Windfolk tiene como mayor losa la dificultad, prácticamente inexistente. Quizás un pequeño desafío más elevado hubiera sido más agradecido por jugadores un tanto más exigentes, aunque sí que es cierto que conforme la aventura pase, iremos encontrando un pequeño mayor desafío en los mismos.

En lo artístico, nos quedamos preferiblemente con el apartado visual bastante por encima del sonoro. Un apartado visual muy cartoon, súper colorido y también muy variado entre los diferentes niveles, pero con la misma esencia. Una crítica menor ya que al estar en el mismo mundo, es más que comprensible.

En lo sonoro, si quitamos el perfecto doblaje a nuestro idioma, tenemos que decir que tanto los efectos sonoros como la melodía no están a la altura del gran nivel que sí lo está prácticamente casi todo el juego.

Concluyo diciendo que Fractall Fall cuenta con grandes ideas en su haber y, a falta de saber lo que les depara en el futuro, llama la atención el qué van a poder a hacer en un futuro con algo más de tiempo, menos presión, mucha más experiencia y, sobre todo, un presupuesto algo mayor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s