Análisis – Warhammer Age of Sigmar: Tempestfall

No lo voy a negar, me niego a hacerlo, pero este va a ser mi primer análisis de un juego de VR. No entraba en mis planes pillar unas Oculus Quest 2, pero por cuestiones de la vida han aparecido en mi vida para darme algo más de trabajo. En fin, no voy a alargar el tema porque no estáis aquí para leer mis pequeños pensamientos, sino para saber que te puedes encontrar en Warhammer Age of Sigmar Tempestfall.

De la manita de Carbon Studios, encargados del aclamado The Wizards, llega un juego con licencia de Warhammer bastante interesante y más por el abanico de posibilidades al abrirse a las Oculus Quest 2. Ahora bien, un título de Warhammer tiene que apuntar alto y para el estudio ha sido el más ambicioso hasta la fecha, ya sea en jugabilidad o mecánicas.

En Warhammer Age of Sigmar Tempestfall, somos un enviado especial para acabar con el ataque de un nigromante. Una ciudad ha acabado destruida a raíz de un necroseismo y tendremos que ayudar para acabar con un gran mal. Realmente no es el mejor argumento del mundo, pero es simple y efectivo para alguien que no sepa cosillas de Warhammer.

De todas formas, nuestro personaje tendrá voz y voto, por lo que en algunos momentos comentará las situaciones o dirá algunos chascarrillos. Si es verdad que es una pena solo se encuentra con subtítulos y textos en español, ya que para un juego de VR, siempre sienta mejor que este doblado al castellano. ¿Por qué? Por la ubicación de los subtítulos y el movimiento del visor.

Entrando en el apartado jugable, nos vamos a encontrar una aventura de acción bastante interesante. Carbon Studios ha profundizado bastante en el sistema de combate cuerpo a cuerpo, con algún añadido mágico para sacarnos de un aprieto. Desde el primer momento tendremos una serie de tutoriales para acostumbrarnos al uso de las tres armas disponibles y las magias, por lo que serán unos minutos esenciales para que disfrutemos del juego en condiciones.

La lanza, maza y espada serán nuestros compañeros de batalla, con la posibilidad de llevar una en cada mano. Para el combate tendremos que estar con la cabeza fría y lo digo más que nada por los que piensan que intentar dar con la espada de forma rápida es super efectiva, ya que eso solo funcionaba en los juegos de Wii. Volviendo al tema, en los combates tendremos que ir moviéndonos por la zona para que no nos acorralen los enemigos, con la posibilidad de atacarles con cautela y defendiéndonos en el mismo proceso.

Digamos que es un combate resultón, pero que cuesta adaptarse al estar en continuo movimiento y colocando bien la vista de las gafas, por lo que puede llegar a marear si es el caso. Los esqueletos no serán un mayor problema, a menos que sean en grandes cantidades, por lo que si es el segundo caso, cada arma tiene la posibilidad de usar un ataque mágico. Ataques en área, directo o inmovilizadores, así como el lanzamiento de rayos con nuestra propia mano, algo a tener en cuenta cuando nos enfrentemos a otro tipo de enemigos que no sean los esqueletos.

Los ataques mágicos, tendremos uno desde el comienzo, pero podremos desbloquear muchos más a lo largo de la aventura.

Sobre el tema de la movilidad y el mareo, el juego te da varias opciones como movimiento libre, teletransporte, giro suave, por grados, uso de viñetas, etc. Por mi parte, he usado los dos primeros junto al de los grados y recomendaría más el segundo si acabáis de pillar unas gafas de VR. El primero tiene otro añadido, que es la rotación de 45 grados en la visibilidad usando el stick derecho, dando más facilidad a los que usan las gafas con conectar por USB para que no acaben liados entre cables.

Por otra parte, la aventura es bastante lineal, quitando algunos puntos en que tendremos exploración opcional con una serie de tumbas. En cada una de las zonas, encontraremos objetos con los que interactuar, ya sean mejoras para nuestro personaje, pergaminos con hechizos o libros donde encontraremos más tema del lore.

Nuestras armas podrán obtener mejoras en la forja de los campamentos, por lo que serán necesarios una serie de materiales para ello. Lo mejor es la forma de interactuar con la forja, ya que tendremos que hacer del propio herrero, dejando el arma y usar el martillo para aplicar las mejoras.

Para finalizar, habrá zonas en las que necesitemos desbloquear una puerta, atravesar un cañón, abrir algunas zonas, subir escaleras, etc. Todo esto lo podremos hacer nosotros mediante los mandos, dando más interacción al jugador. Para atravesar un acantilado, tendremos que agarrar una tirolina e ir moviéndonos poco a poco; la escalada pillando el punto exacto para ir ascendiendo, así como la apertura de puertas pillándolas por los soportes y elevándolas poco a poco.

La parte interesante es la forma tan fantástica de recompensar al jugador en las zonas opcionales con algunos cofres, ya que habrá que realizar una mecánica de apertura que hace que impresione al momento de abrirlo.

En el apartado gráfico y artístico, nos encontraremos unos entornos bastante cuidados y que impresionan con el uso de la iluminación. La pega es que usando unas Oculus Quest 2, estas deben usarse con un ordenador por medio y conectadas por cable USB-C, por lo que la calidad gráfica desciende un poco en el visor.

Habrá partes en las que, si observamos detenidamente, encontraremos algunos detalles que llaman la atención, ya sea un fallo gráfico o texturas del entorno. De todas formas, son casos puntuales y de los que no te vas a dar cuenta.

Carbon Studios ha realizado un gran trabajo en el aspecto técnico y jugable para adaptar el juego a distintos visores de VR. Por mi parte, he tenido puntos donde no me respondía el control en condiciones con unas Quest 2, por lo que he sufrido daño de los enemigos por fallos en el control.

En el apartado sonoro nos encontraremos unos temas musicales épicos para ponernos a tono en cada una de las situaciones. Los efectos de las armas también están muy cuidados, así como el de los hechizos al realizar el gesto para su ejecución. La pena es que no llegue doblado al castellano, pero sus voces en Inglés son de buena calidad con unos subtítulos más que notables.

En conclusión, Carbon Studios ha realizado un gran trabajo y se nota el cariño que le tienen a la licencia de Warhammer. Como aventura de seis horas es bastante completa, pero echo en falta más variedad de enemigos para que no se vuelva un pelín repetitivo. Es un juego de VR de los más largos que he jugado hasta la fecha y siendo de Warhammer es más que merecido.

Espero que vayan puliendo los pequeños fallos a raíz de parches, ya que usando unas Oculus Quest 2 me hubiese gustado una mejor resolución a lo que estoy acostumbrado en otro tipo de juegos.

Como punto final, lo recomendaría para todo amante de la licencia y que le llame probar una aventura épica con libertad de movimientos. Eso sí, jugando de forma espaciada por el tema de los mareos y así poder disfrutarlo mucho más.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s