Recuerdos del Pasado – Super Nintendo

Llevaba tiempo retrasando este pequeño artículo por varias causas, ya que quería que fuese lo más personal posible por ser una de mis consolas favoritas de mi mi niñez. La verdad es que tengo que admitir que no tuve la Nes y más que nada porque en esos momentos solo tenia a mano una de las primeras Game Boy y heredada de mi hermana.

No fue una de las mejoras épocas económicas para muchos de nuestros Padres y para poder conseguir una de las consolas, había que sacar buenas notas, una comunión o hacer virguerías varias.  

Volviendo a la Nes y que nunca la tuve, la descubrí visitando a unos amigos, los cuales aprovechaban en la hora de la siesta para darle al vicio todo lo que podían. Siempre la vi en la lejania y pocas veces agarraba el mando, eso sí, descubrí Ducktales, Mario Bros y Duck Hunt. Estos tres juegos me acompañaron por un largo tiempo, pero lo dicho, solo cuando iba a casa de algún amigo.

Lo bueno vino después con el lanzamiento de Super Nintendo y gracias a que mi pobre Game Boy acabó estampada en una roca subiendo una colina (Sí, era un trasto y la llevaba siempre en el bolsillo), mis Padres tuvieron la maravillosa idea de aprovechar el adaptador Super Game Boy para que pudiese disfrutar de los juegos de GB en la pantalla de la TV.

Fue una mañana del 25 de Diciembre cuando abrí ese maravilloso paquete enorme con la Super Nintendo con el Mario All Stars y el adaptador Super Game Boy y fue desde aquel día, cuando crearon un pequeño monstruo.

A partir de ahí, fue una época bastante interesante y si a eso le sumas que no tuve muchos amigos en el colegio, me encerraba en el cuarto a disfrutar de grandes piques con los juegos que me conseguía mi Padre.

Igualmente, aún siendo una de las mejores consolas que he tocado en mi vida, guardo maravillosos recuerdos de un gran amigo que en estos momentos no se encuentra entre nosotros. Hacíamos quedadas en mi casa o en la suya, viciando lo que podíamos a dobles y quemando cada uno de los cartuchos de Dragon Ball que iba consiguiendo y es por eso que tengo un DB Hyperdimension en mi poder como recuerdo de aquellos tiempos.

Gracias a los videojuegos y nuestro corazón fan a los Power Rangers, viví una maravillosa época y aún a día de hoy le echo en falta. De igual manera, no quiero entrar en esos temas, pero EL es parte de esta historia.

Super Nintendo o el Cerebro de la Bestia también tuvo anécdotas en casa y uno de ellos era lo que mi pobre hermana se equivocaba cuando quería hacerme un regalo. Pedir el Super Street Fighter II o el Donkey Kong Country 2, para recibir el primero de Game Boy y el segundo su tercera parte. En esos momentos fue gracioso y hasta me dió igual por como los quemé, una época en la que se rejugaban juegos sin pensar en todos los pendientes o lo mejor… había tiempo.

Otra maravillosa historia es como conseguí uno de mis primeros ARPG, exactamente Illusion of Time. Los que me conocen saben bien la historia, ya que no me canso de contarla, por lo que va siendo hora que la comparta al mundo para que así os pongáis en la piel de un niño con la ilusión de nuevas historias.

Los domingos existía ese maravilloso lugar al que llaman “El Rastro”. Mi Padre me llevaba alguna vez por si veía alguna ganga o algo que me llamase la atención. De esa forma conseguí casi todos los VHS de Hobby Consolas sobre Super Nintendo o los de Sega Saturn. Lo bueno vino con un conocido que tenia un pequeño puesto de películas y algún que otro juego de Super Nintendo y por aquel entonces, tras preguntarle mi Padre por si tenia algo, sacó de entre las cajas una maravillosa primera edición de Illusion of Time con su libro de pistas. No me lo pensé dos veces y aunque no tenia ni idea de que me iba a encontrar, esa super caja tenia que ser mía, por lo que acabó negociando y me lo lleve a casa.

No voy a negar la realidad, tuve un vicio insano, más que nada por lo que me atrapó la historia y ser tan accesible. Aún así, solía reiniciar la historia cada dos por tres porque había un punto del que no pasaba, pero me daba igual, lo repetía una y otra vez e intentaba pasar ese punto imposible. ¿Lo conseguí? No.

Desde entonces y por como viví intensamente esos momentos, el juego se me quedó grabado a fuego y espero que en algún momento pueda hacerme con la misma edición que tuve de niño, ya que solo he podido conseguir el cartucho.

¿Los juegos que han pasado por mis manos? Mario All Stars, Mario Kart, Power Rangers,  trilogía DKC, Super Street Fighter II, Killer Instinct, Super Mario World, World 2, Regreso Al Futuro, todos los de Dragon Ball, Zelda A Link to the Past, Aladdin, El Rey León, Pinocho, Cool Spot, Mortal Kombat, Stunt Race FX, Super Soccer, etc.

Hay muchos más juegos, pero de esos solo mantuve unos pocos. Existía un pequeño comercio que intercambiaba cartuchos por el módico precio de 500 ptas o 1000 ptas dependiendo del juego. Mis Padres no se podían permitir comprar todo lo que salía al mercado y más al precio que tenían, por lo que cuando me cansaba de algún juego lo llevaba a la tienda y lo intercambiaba por otro con tan solo ojear la caratula. La cosa es que tuve verdaderas decepciones pero es ahí donde se encontraba la magia.

De todas maneras, la historia no tiene final feliz, ya que unos ladrones entraron en el Chalet de la familia y robaron todo lo que pudieron. Entre todo eso, se encontraba tres bolsas con la Super Nintendo, adaptador Super Game Boy y toda mi pequeña colección…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s