Análisis – Concrete Genie

Podríamos estar todo el día debatiendo sobre si los juegos cortos valen la pena, pero eso solo depende del jugador que tenga en las manos el mando. Por fin y tras un anuncio algo escueto hace unos meses, la obra de Pixelopus sale a la luz en exclusiva para Play Station 4, un juego que destaca por su apartado artístico y con una jugabilidad tan simple, pero gratificante.

En Concrete Genie nos pondremos en la piel de Ash, un jovencito con grandes aptitudes para el dibujo. El problema radica que sufre de bullying por un pequeño grupo de delincuentes, los cuales prefieren robarle el bocata, meterse con sus dibujos e incluso arrancar sus obras y lanzarlas al mar. ¿Lo peor? Acaban encerrándolo en un tranvía, enviándolo dirección al faro.

Ahora bien, ese es el comienzo de la historia aunque cueste creerlo, en el pueblo costero de Grenska. Lo bueno, es que gracias a los recuerdos de Ash, podremos saber que el pueblo vivió sus mejores días cuando él era tan solo un crio, disfrutando con sus padres dando un paseo por la zona, etc. Ash, pasados los años, hace caso omiso a la prohibición de sus padres de que se acerque por Grenska, pero hay algo que le llama la atención, unos recuerdos a los que se agarra y no quiere dejar escapar, cuyo único sueño es que la zona vuelva a vivir sus mejores días.

Tras esta breve introducción, Ash descubrirá el pincel mágico, una herramienta que hará que sus dibujos se hagan realidad, expandiendo su toque artístico por todas las estructuras de la ciudad.

El problema es la oscuridad que se ha ido extendiendo a lo largo de la ciudad, la cual se representa a través de una serie de raíces que bloquean obstáculos, zonas e incluso estructuras. Ash podrá dar vida a una serie de genios, sus obras más originales y divertidas, los cuales le ayudaran a sortear algunos obstáculos, sanar las zonas e incluso dar pistas sobre lo que hay que hacer.

Entrando de lleno en el apartado jugable, tendremos que iluminar las zonas de la ciudad a través de nuestros dibujos. Para ello, habrá que observar donde están colocadas las bombillas en las estructuras y decidiendo que tipo de dibujo, ir retocando dichas partes. Para acceder a algunas zonas, tendremos algo de plataformeo sin llegar a ser de lo más complicado, así como estructuras que podremos mover al liberarlas de la oscuridad. El problema radica en que el grupo de delincuentes seguirá acechándonos en algunos momentos, por lo que si queremos acceder a algún punto, habrá que distraerlos haciendo de señuelo.

Por otra parte, los dibujos de Ash no se desbloquean con el paso del tiempo, por lo que tendremos que recoger las hojas arrancadas de su cuaderno para que se vayan desbloqueando. Una vez las tengamos disponibles, podremos otorgar nuevos rasgos a los genios e incluso aspectos de lo más graciosos.

Para crear los genios hay una serie de puntos distribuidos por las zonas, ya que habrá momentos en los que necesitaremos la ayuda de más uno. Quitando eso, la jugabilidad se centra directamente en el uso del pincel con el dual shock, dando la oportunidad de realizar los dibujos mediante el control por movimiento o el stick derecho. Al menos, aún hay estudios de desarrollo que explotan las capacidades del mando, ya que han sido pocos los que han decidido explotar sus capacidades.

Antes de pasar al siguiente punto, debo recalcar que el estudio nos da completa libertad para devolver la luz a la ciudad. Podremos realizar cualquier dibujo de los que tenga desbloqueados Ash en cualquier estructura, sin necesidad de que sea siempre el mismo y eso es de agradecer.

Por otra parte, los genios nos pondrán a prueba pidiéndonos una serie de dibujos o que juguemos con ellos, ya que si no lo hacemos no nos seguirán donde los necesitemos o nos recarguen el poder especial del pincel. Espera… ¿Un poder especial? Sí, lo que leéis, ya que Ash tendrá en su poder una pintura especial.

La pintura especial solo está disponible a través de los genios, ya que si hacemos caso a sus peticiones nos la rellenaran al momento. ¿La necesitaremos? Es necesaria para limpiar la oscuridad de las estructuras y completar cada una de las zonas de la ciudad.

Lo bueno es que si accedemos al mapa, nos daremos cuenta que se marca las bombillas por iluminar, rasgos por conseguir, aspectos por desbloquear, etc. por lo que el estudio ha incluido una serie de coleccionables que no son obligatorios, pero hará las delicias de los jugadores completistas.

En el apartado gráfico nos encontramos uno de lo más original con un parecido a lo visto en las películas de Tim Burton como Pesadilla antes de Navidad. Su parte artística está muy trabajada y se agradece que el estudio haya tirado en esta dirección para desmarcarse del resto de juegos del mercado.

En el apartado sonoro nos encontramos voces totalmente dobladas al español, así como textos y subtítulos al castellano. La BSO es algo resultona y no llega a destacar tanto como me gustaría, pero se adapta perfectamente en los momentos del uso del pincel, plataformeo, etc.

El problema es que las animaciones no están tan bien trabajadas. Ash necesita una mayor depuración a  la hora de pasar de una estructura a otra con el pincel y en determinados momentos no se siente tan fluido como me gustaría. Al contrario son los Genios, ya que están más mimados con unas animaciones notables y que desprenden vida con tan solo verlos.

En conclusión, Concrete Genie llega para los que deseamos aventuras plataformeras algo frescas y con añadidos divertidos. Su corta duración es buena y mala, difícil de valorar pero accesible para los que necesitamos desconectar de juegos de mundo abierto, siendo de unas 3 horas y extendiéndose a 5 si eres de los que le gusta conseguir todos los coleccionables.

El añadido del uso del pincel con control por movimiento es de agradecer, así como el uso de las gafas PSVR para disfrutar del juego. Por desgracia, al no tener unas disponibles, no he podido analizar dicha función y profundizar en ella.

Se agradece el intento de sistema de combate, algo que no he mencionado anteriormente, y es que se nota que es un añadido de última hora que no les ha salido del todo bien. Aún así, la experiencia no se ve afectada.

Doy las gracias al estudio Pixelopus por intentar sorprender en un final de generación lleno de lanzamientos y de paso, ofrecer algo más simple y divertido para el jugador. Si queréis compartir aventuras con Ash, ya sabéis lo que tenéis que hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s